Blog

Empieza antes de sentirte listo

16596

Cuando se trata de emprender o iniciar cualquier tipo de proyecto personal, la vieja confiable es no empezar hasta tener X cosa lista. No comenzamos porque estamos esperando a adquirir cierto conocimiento, dinero, contactos, habilidades o cualquier otra cosa. Nos la pasamos postergando los proyectos esperando a estar listos hasta que al final esos proyectos nunca pasan, yo les llamo “ideas con muerte de cuna”.

“Voy a abrir mi agencia de diseño cuando haga algún posgrado en diseño”, “Abriré mi pastelería casera cuando la tía Gertrudis me enseñe su receta secreta”, “Cuando ahorre $x renunciaré para empezar mi negocio”, y así mil ejemplos.

Y bueno, la realidad es que nadie está realmente listo cuando empieza.

El primer borrador de todo siempre es una mierda – Ernest Hemingway

Para ser bueno en algo tienes que empezar siendo el peor en ese algo. El problema es que siempre tenemos miedo de ser el peor, por eso no hacemos nada y preferimos esperar X cosa para comenzar siendo los mejores. Eso no pasa. Hagamos todo lo posible para hacer ese horrible primer intento en cuanto antes y no perdamos tiempo en pensar si hacerlo o no.

No importa tu situación o lo que quieras hacer, siempre es posible comenzar aunque sea con pequeños pasos. Yo personalmente soy fan de pilotear ideas antes de irte de lleno, ya lo he hablado en artículos anteriores. Siempre existe alguna forma de comenzar sin tener que renunciar a la seguridad o estatus que ya tienes.

El factor vergüenza

Tim Ferris dice que en ocasiones no comenzamos simplemente porque no estamos dispuestos a soportar la vergüenza que implica. Y a mí me hace mucho sentido.  Yo llevaba ya un tiempo queriendo escribir, pero siempre me detenía porque no sé escribir, no soy un gurú de nada, y por su puesto, qué perro oso andar posteando en FB o Twitter mis artículos y que la gente lea pensando: “qué onda con este dude ¿quién se cree?”.

Nos aferramos al prejuicio de los demás y lo convertimos en nuestro peor enemigo. El miedo al “qué dirán” nos detiene. Pero déjame decirte un par de cosas:

  1. No eres el centro del universo.
  2. Si hablan de ti (bien o mal), es buena señal.

Si nos entregamos a la vergüenza, nunca lograremos nada. En el Episodio 10 del podcast conocemos la historia de alguien que se quitó el miedo al prejuicio y simplemente comenzó a ejecutar.

El factor calculador

No tengo idea de lo que estoy haciendo y eso es increíble – Alexis Ohanian

Alexis Ohanian es el co-fundador de Reddit, una de las plataformas de contenido más grandes del mundo. Si este señor dice esto, ¿qué podríamos esperar de nosotros?

Uno de los mayores mitos del emprendedor salvaje es que lo tiene todo fríamente calculado antes de comenzar. Pero la verdad es que en muchas ocasiones no lo hicieron y hasta la fecha no lo hacen; lo lograron con algo de visión y determinación para hacer las cosas a pesar de que se estaban cagando muriendo de miedo por no saber lo que pasaría.

Intentar tenerlo todo fríamente calculado solamente nos va a generar ansiedad y estrés en nuestras vidas. Hay factores que simple y sencillamente no podemos manipular y tenemos que aprender a vivir con ello. Deja de esperar a que las estrellas estén alineadas y mejor actúa.

Nos perdemos en prepararnos para estar preparados. Confiemos también en nuestra intuición, aunque no parezca, la intuición es como una habilidad que se puede desarrollar entre más fallemos o acertemos.

No importa cuál sea el motivo que te detiene a comenzar esa gran idea que tienes en la cabeza, tienes que comenzar aunque no estés seguro, y aunque no te sientas listo. No hay garantías de que lo que vayas a hacer vaya a funcionar o no, pero quedarse con la duda probablemente sea de las sensaciones más feas de este mundo. Dicen que más vale arrepentirse por haber hecho algo que salió mal que por no haber hecho nada.

“Move fast, break things” es la frase de Mark Suckerberg que define mucho del carácter de un emprendedor. Tenemos mucho que aprender y muchas cosas que romper, pero nunca sabremos cuánto si no empezamos. No tienes que ser un experto para empezar, pero sí tienes que empezar para llegar a ser un experto.

E.15 Luis Ramos, el chef que nació en medio de una crisis

Previous article

12 reglas para la vida en un mundo de caos

Next article

You may also like

16,596 Comments